CANCIÓN DE LA SEMANA: Good enough

Refrescantes sonidos los que nos llegan desde Denver (EE.UU) con los recomendables Compass & Cavern, una banda difícilmente etiquetable que acaba de debutar con el álbum Before it begins (2017), un trabajo lleno de pegadizos ganchos de punk pop, afilados riffs guitarreros, melodías juguetonas, diversión garantizada y agudas reflexiones filosóficas sobre los tiempos en los que nos ha tocado vivir.

El trío norteamericano se formó en diciembre de 2014 y, aunque bastante desconocidos por estos lares, han adquirido ya una reputación en la escena musical de Colorado. Su curioso nombre es un guiño a dos pensamientos distintos. Compass se refiere a la frase no confundir el mapa con el territorio, un ideal filosófico que muestra cómo las personas a menudo dicen que saben acerca de algo de lo que que sólo tienen un conocimiento superficial, un problema agravado en la era digital en la que vivimos. Asimismo, Cavern hace referencia a la alegoría de la Cueva de Platón, una parábola que se basa en imágenes para ayudar a entender el cómo la gente llega a desarrollar ideas sobre lo que es real. Profundas reflexiones que los de Denver translucen en sus letras desde las primeras canciones que editaron en 2015 bajo el título de Mother of invention EP, un mini trabajo repleto de buenos momentos como Brainstorm o MetaFor, dos himnos alternativos en toda regla y que ratifican con su debut en largo.

El primer álbum completo de los estadounidenses, Before It Begins (2017), recién editado hace poco más de un mes, consta de once canciones compuestas durante los dos años siguientes a la formación de la banda. Un trabajo que aborda una variedad de temas, desde luchas personales hasta la paranoia inducida por la tecnología, todos capturados por un infeccioso sonido de pop guitarrero con algunas reminiscencias de hip hop. Con Weezer, Bowling for Soup y The Bloodhound Gang en nuestro pensamiento en muchos pasajes del disco, destacamos algunos pildorazos como Cosmic dance, Same old house, Peace of mind, Morrissey and the wormhole y sobre todo el primer single del álbum, Good enough, nuestra canción de la semana, bien arropados por el resto de temas, que conforman un trabajo sumamente entretenido, con versión final del Mamma Mia de Abba, para reproducir en bucle en este verano que tenemos a la vuelta de la esquina.

Nuestra propuesta, Good enough, es uno de los cortes más pegadizos que han compuesto los norteamericanos hasta la fecha. Un inapelable himno punk pop con ganchos guitarreros y melódicos por doquier con reminiscencias del sonido alternativo de los noventa y plenamente tarareable. Una buena carta de presentación para introducirse en el particular universo de Compass & Cavern y recibir al verano como se merece. Disfruten.

.

CÉSAR ALONSO

SÍGUENOS EN FACEBOOK

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s