CANCIÓN DE LA SEMANA: Molly is a babe

Los amantes del sonido de Weezer podemos estar de enhorabuena, no por el terrible adelanto que los californianos nos brindaron hace tres semanas escasas de su próximo trabajo sino porque su espíritu parece perdurar en algunas bandas surgidas en las dos últimas décadas. Hoy abrimos nuestra página a una de ellas, WATERS, también de origen californiano aunque creada en Oslo (Noruega) hace seis años, que da un paso adelante con su tercer álbum Something more! (2017), un apetecible trabajo que verá la luz el próximo 19 de mayo a través de BMG/Vagrant.

Una banda liderada por el inquieto Van Pierszalowski, que ha dividido su tiempo en los últimos años entre la capital noruega, Alaska y San Francisco por motivos tanto sentimentales como laborales y que debutó en 2011 con el disco Out of the light, producido por el reputado John Congleton y con temazos como Take me out to the coast o For the one. De su estancia en San Francisco, donde conoció a los actuales componentes de la banda, surgieron el EP It All Might Be OK (2014) y al año siguiente el segundo álbum de WATERSWhat’s real (2015), un elaborado trabajo que abordaba la temática de las relaciones y que contó con la colaboración de Ryan Rabin, el baterista-productor de Grouplove y amigo de Pierszalowski. Un disco repleto de grandes temas indie rock como el homónimo What’s real, Over it o Moms and Dads, aclamado por la crítica y brutalmente honesto, algo digno de agradecer.

El nuevo álbum de los californianos no puede tener mejor pinta. Escrito y grabado durante el año pasado en Los Ángeles, tras las continuas giras de la banda junto a nombres como Weezer, Tegan & Sara o Matt & Kim, Something More! (2017) ha tomado forma y, en palabras de Pierszalowski, contiene algunas de las canciones más enrevesadas y con gancho de la carrera de la banda. Un disco con una temática que abarca desde los problemas cotidianos de nuestra vida a sentimientos de inquietud o soledad a los que nos vemos abocados en nuestros días. Una colección de canciones pop de apariencia lúdica pero que el líder de WATERS define como canciones oscuras disfrazadas.

Para hacernos más corta la espera han adelantado ya un par de jugosos temas que nos dan pistas de por donde pueden ir los tiros. Para empezar, el primer single Hiccups, un acertado cruce entre los Weezer más melódicos y los eufóricos sonidos de los canadienses The New Pornographers, que podría ser uno de los himnos más coreados en este año si existiera la justicia en el mundo de la música. El otro adelanto, nuestra canción de la semana Molly is a babe está basado en un sueño que Pierszalowski tuvo sobre las experiencias de la banda en Reno y, al igual que en las películas de Lynch, resultó sumamente inspirador. Un corte depresivo pero a la vez excitante que suena, una vez más, calcado a la segunda época de nuestros adorados Weezer y que se degusta con mucho placer. Otro himno guitarrero para seguir deseando escuchar el álbum al completo. Disfruten.

.

CÉSAR ALONSO

SÍGUENOS EN FACEBOOK

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s