5 CANCIONES lacrimógenas

El acto de llorar, además de sumamente habitual, sobre todo para algunos, es indiscutiblemente terapeútico y necesario para afrontar nuestro día a día. Sin animo de recurrir a música que nos facilite la congoja hoy en Velvety hemos querido rescatar algunas canciones donde las lágrimas cobran protagonismo para ilustrar historias de desamor, de despecho o de superación e impactan a ritmo de soul, garaje y pop de altura. Disfruten de nuestras 5 CANCIONES lacrimógenas, himnos inapelables y atemporales que abarcan seis décadas de música y que anticipan más lágrimas musicales en nuestras listas venideras.

.

1. CRYING (Roy Orbison & K.D Lang).1987

Esta maravillosa balada, a medio camino entre el country y el bolero, pone los pelos como escarpias a cada segundo. Compuesta por Roy Orbison y Joe Melson en 1961, llegó directamente al segundo lugar de las listas en EE.UU. Regrabada como dueto con K.D Lang en 1987 para la película Hiding out, este sentido tema aún ganaría nuevos matices gracias a la increíble voz de Lang, además de obtener un Grammy por su interpretación. Según la biografía del cantante de Texas, contiene una combinación de un anhelo hiriente y romántico combinado con una voz de opera y es que el bueno de Roy demuestra que no hay nota a la que no haya podido llegar con su afinada voz, además de ser uno de los artistas que con más facilidad han sabido transmitir emociones. En este caso las lágrimas tratan de mitigar el dolor por el alejamiento de la persona amada y Orbison nos muestra a las claras que llorar no es signo de debilidad sino de sensibilidad. Subyugante.

.

2. 96 TEARS (Question Mark & The Mysterians).1966

Montones de lágrimas en este clásico de los años sesenta por parte de los enigmáticos ? & The Mysterians, la banda norteamericana de origen latino encabezada por el compositor y vocalista Rudy Martínez que revitalizo los sonidos r&b británicos de bandas como The Animals, The Rolling Stones o The Yardbirds. Una canción mayúscula que llegó directamente hasta el primer puesto de las listas de singles estadounidenses en 1966 con un obsesivo órgano omnipresente interpretado por Frank Rodriguez Jr.,que es el encargado de dotar al tema de la distinción característica del sonido de ? & The Mysterians. y de marcar la cadencia de un tema que se degusta con placer una y mil veces. Añadimos la versión que dio una segunda vida a esta imprescindible canción por parte de una de nuestras bandas favoritas, los británicos The Stranglers para su gran álbum 10 (1990). Lágrimas por doquier y una melodía imposible de quitar de nuestro cerebro. Pues caviar, claro.

.

3. THE CRYING GAME (Boy George).1992

Algunas de las lágrimas más cinematográficas cobraron protagonismo gracias al talento, por una parte, del compositor original Geoff Stephens, autor del maravilloso tema The crying game y de la interpretación primigenia de Dave Berry, además de las acertadas versiones posteriores de artistas como Brenda Lee o la banda The Associates, que adaptaron el tema a su estilo con maestría. Nosotros, sin embargo, nos quedamos hoy con la visión del director irlandés Neil Jordan, que apostó por el talento de Boy George, el inclasificable ex Culture Club y de la acertada producción de los Pet Shop Boys para incluir esta eterna canción en la película homónima de 1992. Un tema de desamor con una cruda lírica que anticipa el irremediable fin de las cosas y lamenta todas las lágrimas derramadas en el camino: and what to do to stop feeling blue when love dissapears (…) don’t want no more of the crying game. Una soberbia interpretación de George, con registros vocales más altos que en el original, que transmite sensibilidad a raudales y una película talentosa como pocas para los amantes del buen cine. Emocionante.

.

4. LONELY TEARDROPS (Jackie Wilson).1958

La historia del cantante Jackie Wilson, autor del celebérrimo Reet petite, tiene mucha tela. Y muchas lágrimas. Uno de los grandes éxitos del artista de Michigan, apodado Mr. Excitement debido al desenfreno con el que se movía en sus actuaciones, fue Lonely teardrops, un tema que Wilson interpretaba siempre con grandes dosis de teatralidad y que escribió en 1958. La canción contenía el infeccioso estribillo my heart is crying, con el que el cantante triunfó en las décadas venideras hasta 1975, año en el que se convirtió en dolorosamente premonitorio. En plena gira del show de oldies de Dick Clark en el Latin Casino de New Jersey y mientras interpretaba el susodicho tema, Wilson cayó desplomado en el escenario, víctima de un severo ataque cardíaco. En un principio todo el mundo pensaba que formaba parte de su espectáculo pero unos minutos después cundió la alarma y fue trasladado a un hospital cercano, donde fue reanimado, aunque sin éxito posterior pues la falta de oxígeno en el cerebro le había producido un coma y gravísimas lesiones cerebrales. Wilson salió del coma, pero tuvo que llevar una vida en estado vegetativo hasta su muerte por neumonía en 1984. Un corazón que nunca dejó de llorar.

.

5. BOYS DON’T CRY (The Cure).1979

El segundo single de los británicos The Cure, tras Killing an arab, fue grabado en el Reino Unido como un sencillo independiente al mismo tiempo que su álbum de debut, Three imaginary boys (1979) pero al igual que el delicioso tema basado en El extranjero de Camus, no fue incluido en dicho trabajo. Eso sí, sería incorporado posteriormente a la reedición estadounidense y remezclado en 1986 con nuevas voces, no del agrado de sus seguidores, que siempre han preferido la versión original de Boys don’t cry. Escrito por Michael Dempsey, Robert Smith y Laurence Tolhurst, el tema narra una historia de desamor donde el protagonista trata de disimular su estado emocional para defender su hombríaI try and laugh about it, hiding the tears in my eyes because boys don’t cry (riendo, escondiendo las lágrimas de mis ojos, porque los chicos no lloran). Un tema pop perfecto, con un bajo tremendamente pegadizo, la dosis justa de oscuridad y una interpretación por parte de Robert Smith que le da gran credibilidad a la letra. Una de las canciones de referencia de los británicos. Néctar.

.

CÉSAR ALONSO

SÍGUENOS EN FACEBOOK

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s