DESNUDANDO LA MÚSICA: The View, fascinante indie escocés

the-view

Nos alegramos de la reciente noticia de la recuperación de Kyle Falconer, vocalista de la banda escocesa The View, que ha pasado un tiempo en una clínica de rehabilitación por sus (ya conocidos) problemas con las drogas, causa de la cancelación temporal de su boda. Buen momento para disfrutar repasando la trayectoria de los de Dundee, uno de los grupos recientes más infecciosos que nos ha regalado esa tierra de la que ya estamos acostumbrados a que surjan formaciones de impronta memorable.

Este cuarteto que comenzó tocando versiones de Sex Pistols, se formó en la escuela secundaria con el citado Kyle Falconer (vocalista), Peter Reilly (guitarra), Kieren Webster (bajo) y Michael Annable (batería). Prosiguieron escribiendo sus propias letras en la trastienda del Bayview Pub (de la familia de Falconer). A lo largo de su carrera, el peso compositivo recaerá sobre todo en el cantante y en ocasiones en Webster

En 2006, gracias al sello local Two Thumbs lanzan un EP bajo su nombre comercial con cuatro canciones, tres las cuales las incluirían en su primer disco, entre ellas Face for the Radio, que comienza a sonar en la BBC y a radiarse en ciertas emisoras. Ya por entonces tocaron en los festivales de Reading y Leeds (2006) del que luego se convertirían en habituales.

El primer álbum, Hats Off to the Buskers (2007), es editado por Owen Morris (productor de grupos como Oasis o The Fratellis) y el éxito es inminente, llegando al número 1 de las listas y consiguiendo disco de platino. La canción Wasted Little DJs fue votada mejor canción del año por NME. Otras destacadísimas son Superstar TradesmanSame Jeans y The Don.

Si musicalmente comenzaban con buen pie, Falconer no podía evitar que se hicieran públicos sus problemas con las drogas. Su detención y posterior condena por posesión de cocaína provocó la cancelación en 2007 de la gira que el grupo había conseguido en Estados Unidos. Ese mismo año, en pleno tour por Japón, fue ingresado en un hospital durante cuatro días, lo que obligó a la banda a tocar sin él hasta su recuperación. Aun así, entre el primer y segundo LP consiguen telonear a la banda sueca Mando Diao.

En 2009 sale a la venta Which Bitch?, que se sitúa inmediatamente en el cuarto puesto de las listas británicas con temas como 5 Rebbecca’s o Shock Horror. Para nuestro gusto, aunque no llega a la calidad de primero, sigue sonando fresco y se ve la huella del buen hacer y eclecticismo de la banda. 

Tras una gira y un no parar de conciertos, así como el abandono del batería, sustituido por Steven Morrison publican Bread and Circuses (2011), aunque en un primer momento informaron que iba a titularse como una de las grandes canciones que contiene, The best lasts forever. Es junto con el primero uno de sus grandes LP. De los trece temas que lo componen no hay ninguno que baje la calidad del disco: Grace, Girl, Underneath the lights, Tragic Magic, Life

Poco tiempo transcurre hasta la grabación de su siguiente disco, Cheeky for a Reason (2012). El cantante lo definió como si el Rumours de Fleetwood Mac hubiera sido realizado por The Clash. Aparte del que fue primer sencillo, How long, nos quedamos con AB (We need treatment), Hold on now o The Clock.

En 2013 lanzan un recopilatorio llamado Seven Year Setlist, que incluye también tres temas inéditos Kill Kyle, Dirty Magazine y Standard. E inmediatamente lanzan un estupendo EP, Tight Hopes, con cuatro canciones, como la magnífica Where o la versión del clásico de Chuck Berry, Roll over Beethoven.

Ropewalk (2015), su quinto álbum, está producido por Albert Hammond Jr. (del grupo The Strokes) a través de una plataforma de crowfunding. Con su eclecticismo habitual lo mismo encontramos la tecno Marriage, la rockera Tenement Light  o la nuevaolera Under de Rug.

Como decíamos, Falconer acaba de salir de una clínica de rehabilitación, curiosamente la misma que escogió su compatriota Pete Doherty (The Libertines). La decisión vino motivada tras un grave incidente internacional que provocó durante un vuelo entre España y Escocia, que debido al estado violento del cantante hubo que ser desviado a Francia. Ahí debió tocar fondo. Y es que al problema de las drogas se le une un trastorno bipolar. Eso sí, genio y figura; al tiempo que admitía, sé que tengo un problema, añadía, los demás son tan malos como yo, pero ellos no son los que necesitan rehabilitación. Punk, pop, rock alternativo, indie, folk... en todos estos géneros les han catalogado y es que no hacen ascos a tocar casi cualquier palo para seguir haciendo buena música.

Para terminar escogemos The best last forever, canción que cierra el álbum Bread and Circuses. Un extenso tema de pegadizo ritmo y toques cabaretianos con los que hacemos boca para nuestro tema de mañana. Disfruten 

.

Concha Gallén

SÍGUENOS EN FACEBOOK

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s