DESNUDANDO LA MÚSICA: The Smiths, esencia de Manchester para la posteridad

The Smiths

Aunque solo sabemos escribir de grupos o solistas que nos despiertan pasiones, muchas ganas teníamos de poder explayarnos por fin con la banda, posiblemente, más importante del panorama británico de la década de los ’80 y de las más influyentes. Provenientes de una ciudad como Manchester, mítica en la eclosión de grupos, The Smiths, al mando del genial Morrissey supo aportar un toque distintivo absolutamente novedoso al panorama, tanto musical como compositivo cuya impronta, afortunadamente, alcanza hasta nuestros días y fue clave para el surgimiento del movimiento Brit Pop.

Allá por 1982 y en búsqueda de vocalista para una futura banda, el guitarra Johnny Marr se unió a un excomponente de la formación punk The Nosebleeds, Morrissey, conocido en el mundillo tanto por su difícil carácter y ambigua sexualidad como por la lírica y profundidad de sus letras. Reclutaron al batería Mike Joyce y al bajista Andy Rourke, quedando conformada la formación de la banda.

Morrissey era un tipo complejo y culto, con una adoración hacia la cultura pop e influenciado por el glam (veneraba a Marc Bolan y a New York Dolls) y la literatura,. Sin embargo, fue capaz de hallar entre sus influencias el toque único que identificaba a su música de las demás. Indie, new wave, rock… muchas son las categorías distintas en las que se ha intentado encuadrar su música. Para nosotros es un pop de particulares guitarras y letras magníficamente compuestas y peligrosamente comprometidas. Y es que los intentos de censurarlas han sido muchos e infructuosos.

La banda firmó contrato con la discográfica independiente Rough Trade Records, con la que publicaría todos sus álbumes. En 1983 lanza tres sencillos antes de que vea la luz su primer álbum, The Smiths (1984). Para entonces ya habían despertado el interés de cierto público que observaba en ellos aires nuevos dentro de los estilos imperantes en el momento.

El lanzamiento de su primer disco, que entró directamente en el nº 2 de las listas británicas, despierta tanto filias como polémica. Y es que las letras de Morrissey han sido tachadas de casi todo antes de ser analizadas para darles el sentido adecuado. Por The hands that rocks the cradle, Reel around the fountain y Suffer Little children, fue acusado de pedófilo. Y cierto es que, aunque trataban de los abusos a niños, la temática se encontraba en las antípodas del beneplácito del solista. Más bien representa un lugar común en la psique de Morrisey, la nostalgia de la infancia, la pérdida de la inocencia… De hecho, Suffer little children se basa en la historia real del asesinato de tres niños por un matrimonio depravado, que en la época causó gran impacto en la sociedad inglesa y en Manchester en particular. El cantante quiso poner su granito de arena para homenajear a las víctimas. De hecho entabló amistad con la madre de una de ellas. Pero un hecho irrefutable es que Morrissey se mantendrá durante toda su carrera fiel a sus creencias, sin importarle el impacto negativo que ello pudiera causar a su imagen y/o ventas. Apuntar que la maravillosa balada Please, please, please, let me get what I want, escrita en este año, fue incluida en los discos recopilatorios Hatful of hollow (1984) y Louder than bombs (1987).

Su fascinación por el arte se muestra hasta en las portadas de los discos. Por ejemplo, el primero cuenta con un fotograma de la película Flesh, de Paul Morrissey (no, no hay vínculos de sangre entre ellos), apadrinada por Andy Warhol y en la que se muestra al chapero que interpreta Joe D”Alessandro. Todas las portadas de los discos serán diseñadas por el creativo cantante, haciendo referencia al mundo del celuloide.

En 1985 lanzan su segundo álbum, Meat is murder, cuyo título es toda una declaración de intenciones por parte del vocalista. Y es que, vegetariano desde los once años y vehemente defensor de los derechos de los animales, hasta impedía comer carne a los componentes del grupo. Este disco sería el único de su carrera que alcanzaría el puesto más elevado de las listas de Reino Unido. Curiosamente, está considerado como su LP más oscuro y el más implacable en lo que a crítica político-social se refiere. Incluye desavenencias con el sistema de enseñanza británico, la ejecución de poder sobre el más débil, el maltrato animal, los castigos corporales de padres a hijos…

En la gira de presentación, por cierto, actuaron gratuitamente en el Parque del Oeste de Madrid, reuniendo a 300.000 personas.

En 1986 lanzan The Queen is dead, considerado posteriormente como una obra maestra (la reputada revista SPIN lo incluyó en el año 1989 a la cabeza de la lista de los 10 mejores álbumes de la historia) . Para muestra, nombrar algunas joyas como Bigmouth strikes again, Cemetery Gates y su himno There is a light that never goes out. Y todo esto enfrentándose a obstáculos importantes, como la expulsión del bajista del grupo por su consumo de heroína y el intento del ala más conservadora del parlamento por prohibir la canción que da nombre al disco (con la monarquía hemos topado, amigo Sancho), por suerte, infructuosamente. El álbum consigue un equilibrio entre las canciones pesimistas (el sello distintivo de Morrissey durante toda su carrera será el románticismo, la nostalgia y la tristeza), como The boy with the thorn in his side o I know it’s over y otras más irónicas y humorísticas, como la citada Bigmouth Strikes again, Some girls are bigger than others o Frankly Mr. Shankly.

Cuando en septiembre de 1987 sale al mercado el último álbum de estudio y de la banda, Strangeways, here we come, el grupo ya se ha disuelto. El nombre alude a una prisión de la tierra natal de los componentes. Una de las innovaciones es Morrissey tocando el piano, entre otras, en la canción que abre el disco, A rush and a push and the land is ours (para algunos, un guiño del vocalista a sus raíces irlandesas). Entre sus singles, Girlfriend in a coma, o Stop me if you think you’ve heard this one before, cuyo nombre parecía aludir a cierto agotamiento creativo del cantante.

Se ha especulado mucho con las verdaderas razones de la separación del grupo, aunque a día de hoy siguen sin estar claras. Lo más cercano hacia lo que ocurrió fue la acusación que el vocalista vertió sobre la revista NME por publicar titulares como Los Smiths van a separarse, que para Morrissey crearon malentendidos y desencuentros en el seno de la banda. Publicaron un montón de mentiras sobre Johhny y yo, y de repente nos vimos superados por los acontecimientos, relata el periodista Johnny Rogan en la primera biografía del grupo Morrisey&Marr, la alianza definitiva (1992).

Tras la separación, las dos cabezas visibles del grupo continúan caminos muy distintos, aunque ambos exitosos. Johnny Marr, considerado por la revista Rolling Stone como el nº 51 de los mejores guitarristas de todos los tiempos ha formado diversas bandas, tales como Electronic (con ex miembros de Joy Division, New Order y Pet Shop Boys) o Johnny Marr and the Healers, contando en la batería con el hijo de Ringo Starr.

Morrissey, declarado como uno de los solistas más influyentes y singulares de la cultura popular occidental de los últimas dos décadas, por su parte ha seguido una fructífera carrera en solitario. Con su debut, Viva Hate (1988), llegó a los más alto de las listas de su país. Contenía, entre otras, las excepcionales Everyday is like sunday y Suedehead. Once son los álbumes que le avalan, el último en 2014, World peace is non of your business. Sus declaraciones, sin ningún tipo de filtro siempre levantan ampollas (de ellas hablamos en el post El club de los sincericidas).

Tras el alarde de genialidad y belleza sublime, triste es colgar solo un tema como protagonista absoluto, pero así son las cosas. Escogemos la maravillosa Cemetery Gates, incluida en su tercer disco, The Queen is dead. Es una respuesta a los críticos que habían denunciado irregularidades en los textos que Morrissey utilizaba de sus autores favoritos. Inapelable. Disfruten.

.

Concha Gallén

SÍGUENOS EN FACEBOOK

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s