5 CANCIONES de David Bowie

David Bowie

Tres días después de la muerte de David Bowie aun seguimos conmocionados y en permanente estado de nostalgia musical, sintiendo la ausencia de nuestra gran estrella de rock alienígena, que nos dejó demasiado pronto pero que nos enseñó que las fantasías y lo intangible pueden cohabitar con la cruda realidad y que es posible soñar a través de la música. Entre miles de listas que circulan estos días con lo mejor del artista británico, en Velvety no queríamos dejar pasar la ocasión para rescatar nuestras 5 CANCIONES favoritas y así, seguir homenajeando el vasto legado que nos regaló. Conscientes de que podríamos hacer una lista de 100 canciones y aun así quedarnos cortos, seguimos optando por nuestro doloroso formato habitual, que en esta ocasión se centra en la etapa setentera del Duque Blanco con cinco temas inapelables para escuchar hasta la extenuación y revivir otros tantos momentos mágicos de la historia del rock. Disfruten.

 

1. SPACE ODDITY (1969)

El título de la canción es un juego de palabras con Space Odyssey, la aclamada película de Stanley Kubrick, que David Bowie vio en 1968 y que le inspiró el tema. Uno de sus éxitos más reconocibles, incluido en el álbum homónimo Space Oddity (1969), cuyo lanzamiento Bowie quería hacer coincidir con la llegada del hombre a la Luna. En esta maravillosa canción, el artista británico narra la desoladora experiencia del Comandante Tom, flotando en el espacio tras haber perdido la comunicación con la Tierra, Ground control to Major Tom se convierte en un mantra durante todo el tema. En 2013 fue versionada por el astronauta Chris Hadfield desde la Estación Espacial Internacional, convirtiéndose en la primera canción grabada en el espacio. Aunque quizás no es la versión más escuchada del tema, nos quedamos con esta primigenia toma de 1969, para el film promocional del artista, Love you till tuesday, con un Bowie casi irreconocible flotando en el espacio. Impagable.

.

2. VELVET GOLDMINE (1975)

Grabada durante las sesiones de The Rise And Fall Of Ziggy Stardust And The Spiders From Mars (1972), el mejor álbum de David Bowie en mi opinión, aunque posteriormente sustituida por Starman y finalmente publicada como cara B de la reedición inglesa de su trabajo Space Oddity (1975). El Duque Blanco originalmente escribió la canción como una descripción literal de él besándose con otro hombre, aunque debido a las presiones sociales y de la discográfica y a cierto desinterés por el tema, Bowie reescribió la canción con una letra un poco más ambigua, aunque siguiera manteniendo un tono sexual provocativo para la época: you’re my taste, my trip, I’ll be your master zip, I’ll suck your hair for kicks, you make me jump to my feet, so gimee your hand, gimee your sound, let my seed wash your face, I’m falling up, I can’t stand. A pesar de ser una cara B, Velvet Goldmine es una de las canciones más populares del artista británico y ha sido incluida en varios recopilatorios de éste además de inspirar una película con el mismo título (dirigida por Todd Haynes en 1998). Un tema redondo, 100% Bowie que emociona a cada nota y que ha servido de inspiración a innumerables artistas, y a algún modesto blog, que no puede evitar subyugarse ante tanta grandeza.

.

3. ZIGGY STARDUST (1972)

Las visiones, los sueños y también las pesadillas de Bowie fueron traducidas de manera magistral en canciones, con una fuerza expresiva por encima de lo normal. El mejor ejemplo es su primer álbum conceptual, The rise and fall of ZIggy Stardust and the Spiders from Mars (1972), obra cumbre del glam rock y catapulta final para que Ziggy Stardust, alter ego de Bowie, un extraterreste bisexual de imagen andrógina, se convirtiese en la estrella del rock definitiva de la época. La llegada a nuestro planeta de un Mesías espacial (que tiene tan solo 5 años para salvarlo) es la idea de la que parte el artista británico para desplegar su colección de virtudes sobre un escenario acompañado por los imponentes riffs de guitarra de Mick Ronson. La canción homónima Ziggy Stardust, que nunca se editó como single, es una perfecta muestra del espectacular estado de forma del británico, que acabaría matando al personaje al año siguiente porque se estaba escapando de su control y amenazando su salud mental. Un disco para escuchar de una vez e introducirse en el bello mundo de los sueños y las fantasías del mejor Bowie que ha habido. Caviar.

.

4. HEROES (1977)

Perteneciente al disco de mismo nombre, Heroes (1977), el irregular trabajo con en el que David Bowie dejó atrás su periodo glam para experimentar con los sonidos electrónicos junto a su amigo Brian Eno (Roxy Music) y se trasladó a la capital alemana para grabar éste y otros dos álbumes (LowLodger), que conformaron la llamada Trilogía de Berlín. La canción relata la historia de dos jóvenes enamorados que se profesan su amor eterno bajo el muro de Berlín y estuvo inspirada en el caso real de su productor Tony Visconti y la corista alemana Antonia Maass, aunque en el momento la historia no trascendió porque Visconti estaba casado. Unos peculiares héroes que conforman un tema ya mítico y que Eno (coautor del mismo) definía como hermoso y triste a la vez: podemos ser héroes y todo, pero siempre sabremos que nos falta algo, que algo hemos perdido.., declaraba a la revista Q Magazine en 2007. Una canción que no triunfó en su momento pero que el tiempo y las revisiones posteriores han sabido poner en su sitio. Un tránsito entre el romanticismo de las baladas setenteras y la épica que, gracias a los solos de guitarra de Robert Fripp y a la emoción que imprime Bowie a su interpretación, emociona sin remedio. We can be heroes just for one day. Grande.

.

5. ROCK’N’ROLL SUICIDE (1972)

Para terminar la lista, una de las canciones más subyugantes y dramáticas jamás compuestas. Otro éxito sin paliativos del imprescindible The rise and fall of ZIggy Stardust and the Spiders from Mars (1972), la canción que cierra brillantemente el álbum y marcaba el definitivo colapso mental del alter ego del británico, Ziggy Stardust. Inspirado en un poema del andaluz Manuel Machado, la vida es un cigarrillo: humo, ceniza y candela…unos lo fuman deprisa y algunos lo saborean, Rock’n’roll suicide comienza con un simple rasgueo acústico, transita entre un suave vals y la chanson francesa y va creciendo en intensidad hasta el hipnótico final orquestado con un Bowie entregado vociferando ¡No estás solo! (referencia a la canción You’re not alone (Jef) de Jacques Brel). Tres minutos de gozo absoluto para una pieza intemporal, que marcaba el punto de inflexión en sus actuaciones en directo y que, más de cuarenta años después, sigue sonando igual de intensa. Grande Bowie. Siempre.

.

CÉSAR ALONSO

SÍGUENOS EN FACEBOOK

Anuncios

Un pensamiento en “5 CANCIONES de David Bowie

  1. Pingback: DESNUDANDO LA MÚSICA: El glam a través de Velvet Goldmine | velvety

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s