DESNUDANDO LA MÚSICA: Ramones, una buena razón para amar el punk

(FILE PHOTO) Tommy Ramone of The Ramones Has Died At The Age of 62 After Undergoing Treatment For Cancer UNITED KINGDOM - MAY 19:  Photo of Johnny RAMONE and Dee Dee RAMONE and Tommy RAMONE and RAMONES; L-R. Johnny Ramone, Tommy Ramone (front), Joey Ramone (back), Dee Dee Ramone  (Photo by Ian Dickson/Redferns)

Hay bandas que no precisan excusa alguna para hablar de ellas. Pero, si como en el caso que nos ocupa, el presente año se conmemora el 20 aniversario de su último disco, es justo y necesario dedicarles un más que merecido recordatorio. A los neoyorkinos Ramones rememoramos hoy con más que sumo gusto y dedicamos una semana de homenajes.

En la década de los 70 surgió un nuevo estilo, musicalmente conectado con el rock, pero con letras más simples y menos pretenciosas y ritmos vertiginosos. A ello se unía un fuerte componente de crítica social, proveniente de crisis económicas mundiales.

De entre todos los grupos que surgieron –y que continúan hasta la fecha- Ramones fueron de los primeros y sin duda, los que más impronta dejaron a los que continuaron su estela. Desde luego, estos chicos de Forest Hills (un suburbio de Queens) no tenían tantas pretensiones como ser una seña cultural, pero así fue. Los componentes del grupo variaron a lo largo de su carrera, manteniéndose siempre al frente Jeffrey Hyman (vocalista) y John Cummings (guitarrista), quienes eran amigos de la infancia (aunque pasaron la mitad de su vida odiándose a muerte). Los otros dos cofundadores fueron Douglas Colvin (bajo) y el que hasta entonces había ejercido de representante, Thomas Erdélyi (batería). Los nombres comerciales se le ocurrieron al más prolífico del grupo en cuanto a autoría de canciones se refiere, Douglas, a raíz de leer el seudónimo que solía utilizar el exbeattle Paul McCartney y su mujer para registrarse en los hoteles (Paul Ramon). Añadiendo una e, quedó conformado como se les conocería mundialmente, Joey Ramone (Jeffrey), Johnny Ramone (John), Dee Dee Ramone (Douglas) y Tommy Ramone (Thomas).

Quizá la palabra más adecuada para calificar a la formación en sus primeros tiempos sea desorganización. Tommy no sabía tocar la batería pero se puso al frente de ella para sustituir a un pésimo primer fichaje. Dee Dee iba a ser el vocalista pero al ser incapaz de tocar el bajo y cantar a la vez fue sustituido por Joey, que iba pegado siempre al micrófono porque su torpeza hacía que se cayera por el escenario en sus correrías. Su famoso one-two-three-four antes de cada canción lo introdujo Dee Dee para dar pie a tocar todas las canciones sin descanso, lo que evitaba las discusiones que se producían entre los miembros si había una parada.

Durante más de un año grabaron canciones que fueron rechazadas continuamente por las discográficas (Warner llegó a decir que eran como Led Zeppelin pero en malo). Por fin, en el 75, gracias al festival de rock promovido por la sala donde solían tocar, la CBGB (habitual de otros grandes como Patti Smith o Blondie) la crítica se fija en ellos y la revista Rolling Stone les dedicó un artículo entero y fueron fichados por el sello Sire, publicando su primer álbum, Ramones (grabado en diecisiete días), en abril del año siguiente. Sin embargo, fueron nunca llegaron a ser profetas en su tierra. Para conseguir conciertos fuera de Nueva York cruzaron el charco y actuaron en Londres, donde tenían ya un público enfervorecido, convirtiéndose en grupo de referencia para otras bandas como Sex Pistols o The Clash. Esta influencia no les ayudó mucho en su país de origen, que dejó de pinchar sus canciones al considerar el estilo punk violento y peligroso para los santos valores norteamericanos.

El grupo no entendía nada. En el 78  tenían ya cuatro discos a sus espaldas, el primero ya nombrado, Leave Home y Rocket to Russia (77), Road to Ruin (78) y un directo desde el Rainbow Theatre de Londres, It’s alive (78) y, sin embargo, debido a la falta de éxito en EE.UU se veían obligados a realizar giras interminables en pueblos de nombre olvidado. Tristemente, Ramones solo conseguiría un número 1 en su carrera, el pasado año, 38 después de la publicación de ese primer álbum (que no pasó del nº 111 en las listas). Y es que nunca arrasaron en ventas, aunque su mito y legado se iba forjando poco a poco, a la par que los problemas personales de sus integrantes se hacían más patentes. Joey y Johnny se detestaban por sus opuestas ideas políticas, y el bajista, Dee Dee, consumidor de drogas desde los 14 años (lo que le había llevado incluso a prostituirse para conseguir su dosis) estaba cada vez más metido en la espiral destructiva. Ante este panorama, el ex manager y batería Tommy decide abandonar el grupo en el 78 para dedicarse a la producción independiente (trabajó con Talking Heads, Redd Kross y The Replacements, entre otros; volvió a su ex grupo como buen colega para producir su disco del 84, Too tough to die). Fue sustituido por Marc Bell (Marky Ramone para la posteridad).

Pero los problemas se agravaron. El disco que produjo el todopoderoso Phil Spector provocó mayores rencillas entre cantante y guitarra. Tampoco ayudaba que el productor utilizara una pistola para conseguir sus objetivos (comerciales). Pero lo que supuso el punto y final en las ya malas relaciones de Joey y Johnny fue que el último le robara a su novia, Linda Daniele y que acabara casándose con ella (ya lo explicó en su canción The KKK took my baby away, en la que acusaba de nazi al guitarrista) . Ambos músicos no volverían a hablarse en el resto de sus días. Eso sí, algo bueno se extrajo de todo: End of the century (1980) fue el disco más exitoso de la banda, realizando una gira por Europa.

Con entradas y salidas continuas de componentes, por problemas de alcoholismo, intervenciones quirúrgicas debidas a peleas, rencillas por los beneficios obtenidos por ventas de camisetas y un largo etcétera, el grupo seguiría con su trayectoria irregular, sacando un total de 14 álbumes hasta su disolución en 1996, con su álbum ¡Adios amigos! (1995) como epitafio musical.

Los homenajes fueron recibidos tras su disolución: plaza Joey Ramone en Nueva York, inclusión el Salón de la Fama del Rock and Roll, puesto 16 para Johnny en la lista de mejor guitarrista de todos los tiempos. Un poco tarde para disfrutar de las mieles del éxito. Joey había muerto en 2001 a causa de un linfoma, Dee Dee fallecía de sobredosis en 2003 y Johnny de un cáncer de próstata en el 2004. El más longevo fue Tommy, que murió de otro cáncer el pasado año.

La banda ha dejado innumerables himnos para la historia: Sheena is a punk rocker, I wanna be sedated, Beat on the brat, California Sun, Rock and Roll Radio…. Escogemos para este post una de nuestras favoritas, Blitzkrieg Bop, compuesta por Tommy, usando el nombre de una táctica de guerra de los alemanes en la segunda guerra mundial y sometida a múltiples interpretaciones. Nosotros nos quedamos simplemente con ese sonido único. Disfruten.

Concha Gallén

SÍGUENOS EN FACEBOOK

Anuncios

Un pensamiento en “DESNUDANDO LA MÚSICA: Ramones, una buena razón para amar el punk

  1. Pingback: 5 CANCIONES de los Ramones | velvety

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s