CANCIÓN DE LA SEMANA: Grand Canyon

Timber Timbre

La música canadiense no hace mas que darme satisfacciones en los últimos tiempos. Uno de los secretos mejor guardados del país es Timber Timbre, un trío de Toronto y Montreal capaz de transportarnos a otros universos con sus sonidos folk etéreos, o sobrevolar el Gran Cañón a ritmo de balada sobrecogedora, como nos proponen en su último y maravilloso vídeo del álbum Hot Dreams (2014), su quinto trabajo, en las tiendas desde el pasado mes de abril. La pregunta que me surge con esta gran banda siempre es la misma, ¿por qué demonios no tienen más repercusión?

Taylor Kirk, Simon Trottier y Mika Posen forman Timber Timbre, una de las bandas más emocionantes que nos podemos encontrar en la actualidad y que ha evolucionado bastante en su sonido desde aquel Cedars Shakes con el que debutaran en 2006. Su álbum homónimo Timber Timbre fue uno de los destacados de 2009, e incluso la banda incluyó uno de sus cortes, la hipnótica Magic Arrow, en la tercera temporada de la imprescindible serie Breaking Bad. Y qué decir ante la majestuosa belleza de Black water, perteneciente al excelente Creep on creepin’ on (2011), una de las mejores canciones de los últimos años, sin duda.

Pero si aún quedan escépticos, lo mejor es sumergirse en las particulares atmósferas de Hot Dreams, su entrega más reciente y uno de sus mejores trabajos. Diez nuevas canciones para escuchar del tirón, con un particular estilo cinematográfico, que las hacen ideales para la banda sonora de algún western. Su estilo de folk espectral, coqueteando abiertamente con el blues y el country, llega a emocionar por momentos y a mi me tienen más que enganchado.

En Hot Dreams casi todo es bueno, más que eso, excelente. Los singles Beat the drum slowly, Hot dreams, Curtains?!, o la mencionada Grand Canyon,  junto con la singular belleza de Run from me, rayan la perfección y nos subyugan como pocos grupos son capaces de hacerlo.

Difícil quedarse con una canción del disco, pero aprovechando que la banda acaba de presentar el videoclip de su cuarto sencillo, Grand Canyon, es un buen momento para volver a disfrutar de su belleza. Una canción que se hace la pregunta existencial por excelencia, ¿qué estamos haciendo aquí?. Una balada brumosa, etérea, pantanosa, polvorienta, pero que atrapa sin remedio jugando con los sintetizadores y el saxofón. Casi cinco minutos de sutileza country aderezada por la voz de Kirk, cercana a los registros de Johnny Cash , quien podría haber escrito esta canción. Viernes de emociones a flor de piel. Disfruten.

.

C.A

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s