5 CANCIONES de musicales (I)

musicales

¿Qué sería la vida sin música? Ello nos lo enseña el gran Sr. Alonso cada semana con su fantástico blog, abriéndonos la mente y los sentidos con sus eclécticas elecciones y recopilaciones. Pero a ello habría que añadir que perderíamos también mucho sin la literatura y el cine. Y a está última pasión me ha animado César a escribir hasta que me he rendido. De entre todas las ideas que me bullían he elegido canciones de musicales (no digo 5, porque creo que al menos esto necesita una segunda parte). Algunas están consideradas obras de arte de la cinematografía, puede que otras no tanto…, pero ya sea por la mezcla de argumento, intérpretes, bandas sonoras y épocas en las que las descubrí, sobre las que escribo me hicieron la vida un poquito más feliz, y lo siguen consiguiendo. Con toda mi humildad, les invito a que suban el telón y espero poder endulzarles un poco este miércoles.

1. MEIN HERR (Liza Minelli).1972. Del musical Cabaret

Comenzamos con una canción perteneciente a la que ha sido considerada para muchos el mejor musical de la historia. Basada en el libro de Chistopher Isherwood, Goodbye to Berlin, y dirigida con el gran Bob Fosse, para muchos el padre del musical moderno, consiguió romper clichés de este género con esta cinta que había sido llevada previamente con gran éxito a las tablas de Broadway y Londres (nada menos que con Judi Dench en el papel protagonista). No obstante, el estreno de la película recuperó el género para el gran público.
La historia cuenta el amor entre una bailarina de club nocturno y un estudiante universitario en el convulso Berlín de los años 30, en pleno auge del nazismo, mencionando temas tabú tales como la homosexualidad, el aborto…
Fue galardonada con 8 Oscars, cifra nada despreciable, más si tenemos en cuenta que se los disputaba con El Padrino (Fosse consiguió arrebatarle a Coppola el de mejor director).
Los autores de la fantástica banda sonora son John Kander (ganador del Oscar por mejor banda sonora adaptada) y Fred Ebb, y nos resulta difícil escoger una de ellas: Maybe this time, Money, Money (interpretada por Liza Minelli con el fantástico Maestro de ceremonias Joel Grey, merecidamente premiado con el Oscar por su interpretación), la homónima Cabaret… Pero voy a quedarme con Mein Herr por el desparpajo con que en este número Sally Bowles se dirige a su amado para poner fin a su aventura. (Tienes que comprender como soy querido, un tigre es un tigre, no un cordero, no puedes convertir el vinagre en mermelada). Vamos, un claro si no es por ti, es por mí pero sin lágrimas ni traumas. Y porque Liza Minelli demuestra en ella todas sus dotes como cantante, bailarina, actriz, y que la ausencia de belleza (algo que le hizo difícil conseguir el papel) no fue óbice para aparecer rabiosamente carismática y sexy.

.

2. CRY TO ME (Solomon Burke).1962.De la película Dirty Dancing.

Como me hubiera encantado homenajear a Joel Grey en Cabaret pero no quería quitar protagonismo (si eso es posible) a la Minelli, qué mejor forma que hacerlo que a través de su hija, intérprete femenina de Dirty Dancing, musical que arrasó a finales de los 80.
Ambientada en los años 60 en un idílico hotel de veraneo para clases burguesas, cuenta el romance entre una niña bien, Baby Houseman y un macizo profesor de baile, Johnny Castle, con los problemas que la diferencia de clases sociales provoca.  El film fue protagonizado por una Jennifer Grey que hasta entonces solo había hecho pequeñas incursiones (Cotton Club, Todo en un día y Amanecer Rojo, donde curiosamente coincidió con su pareja en esta cinta) y un Patrick Swayze (bailarín profesional además de actor) que ya había saboreado el éxito tras su participación, entre otras, en Rebeldes de Coppola, la mítica serie Norte y Sur y ser considerado por la revista People como el hombre vivo más sexy del mundo. Por su interpretación fue nominado al Globo de Oro a mejor actor.
La cinta despliega una banda sonora magnífica, que llegó a ser disco de platino once veces y supuso el resurgimiento de las canciones de las décadas de los 50 y 60, entre las que aparece She’s like the wind, interpretada por Patrick Swayze y compuesta por él mismo años atrás para otra película. El rock y el soul mueven los cuerpos de los protagonistas al ritmo de canciones de The Ronettes, Otis Redding, Lesley Gore, The Contours, The Drifters … ahí es nada. Incluso la canción final, compuesta específicamente para la película, fue galardonada con el Oscar y el Globo de Oro.
Una servidora, que es fanática de la música de los cincuenta y sesenta y del soul, sigue teniéndolo complicado, pero opto por Cry to Me de Solomon Burke (nombrado por la revista Rolling Stone en el número 89 de los mejores artistas de todos los tiempos). Una preciosa balada sobre la soledad y la necesidad de tener alguien con quien llorar, con una melodía de subidas y bajadas en la que se desgarra la voz y pone la carne de gallina. Y sí, porque esta canción unida a su escena hizo que miles de cuarentañeras como yo nos enamoráramos de Patrick Swayze…hay que reconocerlo.

.

3. CELL BLOCK TANGO (Catherina Zeta Jones y otras).2002. Del musical Chicago

Y seguimos con la estela dejada por Bob Fosse. A mediados de los 70 incorporó otro musical al West End londinense y Broadway con el título de Chicago. El éxito fue espectacular, y aunque Fosse siempre tuvo en la cabeza la expectativa de llevarla a la pantalla grande, por diversas razones el proyecto no pudo materializarse de su mano. Sería Rob Marshall quien la dirigiría en el año 2002, arrasando en taquilla, críticas y premios. Espectaculares coreografías, luces, sonido, tramas llenas de crítica e ironía… El resultado fue redondo. Nada menos que 13 nominaciones a los Oscar, de los que obtuvo 6, entre otros, a la mejor canción (I move on) y sonido.

La película transcurre en el Chicago de los años 20. En una cárcel coincide una estrella del espectáculo, Velma Kelly, con una aspirante, Roxie Hart, ambas acusadas de asesinato y dispuestas a salir de chirona y sacar partido artístico y económico de sus delitos esgrimiendo y usando todas las herramientas posibles, contando con la ayuda de una abogado sin escrúpulos y una prensa manipuladora y tendenciosa…¿años 20, seguro?

En el elenco protagonista destacan Renée Zellweger, Richard Gere, Queen Latifah…y sobre todo, Catherine Zeta Jones, que brilló con luz propia pues se había curtido actuando en musicales en Londres de jovencita. Si bien mi canción favorita, sin duda, es la inicial, la apabullante All that Jazz, he decidido escoger el número que me parece más impactante, el tango de las asesinas, en el que esgrimen todas sus curiosos motivos para perpetrar sus venganzas. He had it comin’, he had it coming’ he only had himself to flame. If you’d have been there, if you’d have seen it, I betcha you would have done the same. Sublime…

.
4. BY MY SIDE (Katie Hanley).1973. Del musical Godspell

Cuando tenía 15 años, mis monitores de un grupo similar a los Scouts (gracias Rivotorto), nos propusieron hacer una adaptación teatral de un Jesucristo Superstar moderno, extraído de una película llamada Godspell. Nunca les di las gracias por descubrirme esa maravilla.
En 1973 se realiza la adaptación libre de un famoso musical de Broadway creado por John-Michael Tebelak. Esta versión del evangelio de San Mateo transcurre en la época actual en la ciudad de Nueva York. Un Jesucristo moderno, una mezcla de payaso y juglar con camiseta de Superman, se rodea de un diverso elenco de hippies, tales como una camarera, un taxista, una bailarina, comerciante, etc, etc, ávidos de aprender y de cambiar el mundo y dispuestos a su vez a transmitir sus enseñanzas.
Original versión de Jesucristo Superstar, con unos decorados exteriores insólitos, como el puente de Brooklyn, Central Park, Times Square, Lincoln Center… en los que transcurren las parábolas y parodias de la cinta. La banda sonora corrió a cargo de Stephen Schwartz, creador de bandas sonoras de películas tan famosas como Pocahontas, El Jorobado de Notre-Dame o Encantada y ganador de multitud de premios. El resultado es un conjunto de preciosas piezas en las que se intercala la alegría, la dulzura y el dolor. Una de las canciones que componen el repertorio, Day by Day, alcanzó el número 13 en la lista de la revista Billboard en el verano de 1972.
La película fue presentada en Cannes en 1973 y obtuvo muy buenas críticas. Una lástima que sea tan poco conocida para el público actual. Como curiosidad, y ya que todas las canciones escogidas tienden a cruzarse, su protagonista Victor Garber, a su vez lo fue posteriormente de la versión cinematográfica de 1999 de otro musical, Annie dirigido …por Rob Marshall.
De todas las canciones, sin duda me quedo con la que siempre consigue emocionarme, By my side, que recrea el momento en el que Jesús se retira a reflexionar en un parque sabiendo que uno de sus amigos le va a traicionar, y como el resto le ofrece la mano para quedarse a su lado. Far beyond where the horizon lies, where the horizon lies. And the land sinks into mellow blueness, oh, please take me with you. Pura delicia.

.

5. AMERICA (Rita Moreno&George Chakiris).1961. Del musical West Side Story

De la mano de Robert Wise nos llegó en 1961 un versión moderna e inmigrante del clásico Romeo y Julieta de Shakespeare. Dos bandas rivales ubicadas en el (de nuevo) Nueva York, esta vez de los 50 y el amor entre dos miembros de ellas que acaba en tragedia. La película está llena de curiosidades, como que Elvis Presley hubiera sido el protagonista si su agente no le hubiera quitado la idea de la cabeza o que Natalie Wood en realidad consiguió el papel por hacer de partenaire a su amigo Warren Beatty en el casting (a él le rechazaron pero ella les fascinó, aunque ni cantaba ni bailaba).
West Side Story arrasó en taquilla y en Oscar, nada menos con 10 premios, con una espectacular banda sonora compuesta por Leonard Bernstein. Aun a riesgo de echar de menos María, nos dejamos seducir por el enfrentamiento femenino y masculino de America, esa debacle entre la ilusión de la llegada al país de las oportunidades y el desengaño de la marginación. I’ll get a terrace apartment. Better get rid of our accent. LIfe can be bright in America. If you can fight in America. Muy grande.

.

CONCHA GALLÉN

 

Anuncios

3 pensamientos en “5 CANCIONES de musicales (I)

  1. Pingback: DESNUDANDO LA MÚSICA: Cantantes de cine | velvety

  2. Pingback: 5 CANCIONES de musicales (II) | velvety

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s